Logra que entienda cuando dices: NO

Una vez que cumpla el primer año y hasta los dos años, es momento de empezar a implementar el NO, ya es apto para comprender límites. Pequeñas tácticas serán tus aliadas para enseñarle:

* Durante esta etapa su necesidad de descubrir el mundo es imperiosa y se sentirá frustrado cada vez que le digas que no.

* Nunca bajes la guardia ante su seguridad, es importante que comprenda que la plancha está caliente y es peligrosa.

* Los berrinches se convertirán en una constante pues no sabe expresarse, pero un abrazo puede desvanecerlos.

* Es importante que hables pausadamente mientras le explicas que no puede llevarse todos los libros que quiere.

* Mantén las reglas, no le permitas un día brincar del escalón y al siguiente restringirlo, sólo lo confundirás.

* Prohibido gritarle, a menos que se trate de una situación grave, como cuando está tratando de jalar un juguete y se le vendrán encima otros.

* Retira de su alcance los objetos que puedan ser un peligro.

* Golpear, será una táctica que implementará para tratar de salirse con la suya, como cuando tiene que comer y quiere seguir jugando. Es importante que le expliques que los golpes duelen y que es necesario que coma.

* Por lo regular muerde cuando se siente frustrado o ve invadido su espacio, antes de decirle NO, explícale serena pero firmemente que tendrán que guardar los juguetes, porque es momento de ir a la ducha a jugar con otros juguetes en la tina.

* Evita decirle NO, es mejor si tratas de negociar o preguntarle que prefiere entre una cosa u otra. Marca las acciones positivas.

* Procura seguir sus rutinas al pie de la letra, recuerda que las repeticiones le brindan seguridad y evitan se comporte irritado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *