Náuseas bajo control en el embarazo

Durante el primer trimestre de la gestación es que se presentan, por lo regular por las mañanas. Ocurren debido a que la mujer produce en ese periodo una hormona que tiene la capacidad de alterar a una de las partes del sistema nervioso que activa las náuseas y los vómitos. 

Sin embargo, algunas gestantes las sufren por más meses, lo que se denomina hiperémesis gravídica, lo que puede causar una deshidratación severa o una pérdida importante del peso corporal.

Ante cualquiera de los cuadros antes mencionados lo ideal es acudir con el médico, para que evalué el caso, ya que cada uno es particular. Existen algunos remedios naturales para tratar de disminuir su presencia como: ingerir alimentos en pequeñas cantidades a lo largo del día,  beber agua tónica, chupar una paleta de hielo de limón o probar con la raíz de jengibre, de acuerdo con la medicina aryuvédica.

De acuerdo a la Asociación Americana de Médicos Familiares,
la raíz de jengibre, uno de los principales ingredientes de ZynGuaka, ha demostrado ser seguro y efectivo en el tratamiento de náuseas y vómitos en mujeres embarazadas y también es efectivo en el tratamiento de náuseas y vómitos postoperatorios. Cabe mencionar que el Zingiber officinale funciona en todos los tipos de náusea, ya que actúa como un antiespasmódico gástrico e Incrementa las secreciones digestivas.

Para comprobarlo se desarrollaron 12 estudios clínicos en 1278 mujeres embarazadas, mismos que evidenciaron que mejoraron significativamente los síntomas de la náusea, sin que existieran niveles notorios de toxicidad, por lo cual se concluyó que el Zingiber officinale de ZynGuaka puede considerarse una opción alternativa potencialmente efectiva y segura para las náuseas y los vómitos del embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *