Detox digital

Imagínate pasamos en promedio ocho horas diarias conectados a los dispositivos móviles, creo que es más tiempo del que la mayoría dormimos. En todo momento sentimos que es vital estar conectados o irremediablemente estaremos desconectados.


Sin embargo, estar informado continuamente trae sus efectos negativos tan sólo la luz azul que emiten aumenta la producción de algunas enzimas que degradan el colágeno y provocan arrugas. De acuerdo con un artículo publicado en Journal of Investigative Dermatology causa una mayor irritación e inflamación que la que producen los rayos solares UVA y UVB.

Estimula la producción de radicales libres que provocan un efecto marchito y aceleran la aparición de signos de la edad, según un estudio publicado en Oxidative Medicine and Cellular Longevity.

Pero, no sólo afecta tu belleza a largo plaza provoca daños en la visión, pues las ondas de luz azul, son de alta energía visible, que suelen reducir el contraste visual que afectan la claridad y la nitidez. Disparan un resplandor que deslumbra y ocasiona dolor de cabeza, además de fatiga física y mental. Los filtros naturales de los ojos no poseen suficiente protección contra los rayos de la luz azul del sol y tampoco de la emitida por dispositivos electrónicos.

Desengánchate

Cinco sencillos pasos, pueden ayudarte al detox digital:

  • Establece horarios, es decir, no es factible abrir el móvil a todas horas. Puede ser por la tarde, en la mañana. Incluso prende tu alarma, pues sin darte cuenta habrás invertido una hora en redes sociales.
  • En cuanto a la computadora en el trabajo, efectivamente es para trabajar. Olvídate de abrir tus redes sociales, te sorprenderá lo que avanzas en tus actividades.
  • Haz un inventario, como lo lees, observa en que se te va el tiempo, ¿cuánto de tu valioso tiempo inviertes en Facebook o Instagram? Podrías aprovecharlo para salir con tus amigas y platicar face to face.
  • Desconéctate del WIFI, lo que implica ir al gimnasio, salir a caminar o simplemente leer un libro en una cafetería. Pon tu teléfono en modo avión, te sorprenderá lo que te diviertes.
  • Un día sin móvil, sueña extraño, pero un día dedícalo a vivir tu propia vida, sin observar la de los demás. También comprobarás la gran cantidad de actividades que puedes realizar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *