5 tips para un sueño profundo

¿Sabías que un 62 por ciento de la población experimenta noches de mal sueño? No a diario, pero si un par a la semana, de acuerdo con la National Sleep Foundation. ¿Te ha pasado? A mi si, a la larga causa problemas de salud y de memoria, sin contar con que te pone de pésimo humor e incluso provoca aumento de peso. Los problemas continúan, cuando el problema se torna crónico y hasta hay probabilidades de que se desarrolle cáncer.

Higiene del sueño

Es importante dormir los suficiente, ya que mientras descansas tu cuerpo se encarga de producir funciones vitales como cambios metabólicos, regeneración de piel e incluso optimiza tu memoria. Sencillos trucos pueden hacer la diferencia:

  1. Como en los niños, la rutina antes de acostarte es vital, es decir, no cenar cerca de la hora que te vas a la cama e incluso hacerlo a la misma hora por al menos 21 días.
  2. No te olvides de practicar ejercicio, pero trata de no hacerlo por las tardes, pues te energizará y no lograrás tu cometido.
  3. Olvídate de tomar fármacos, tal vez la melatonina pueda ser la solución. Se trata de una hormona que segrega normalmente tu cuerpo, que se puede tomar, colabora a la inducción del sueño, regula el metabolismo de los estrógenos, influye en el ciclo menstrual y la calidad del sueño. Acude con tu médico para que te indique la dosis adecuada.
  4. Te he platicado en otras ocasiones de los inconvenientes que ocasiona la luz azul, a pesar de ser de longitud corta, es capaz de suprimir la producción de melatonina. Así que aléjate de tu teléfono móvil, computadora e incluso de los focos en tu habitación al menos una hora antes, para que tu cuerpo se ajuste y comience a relajarse.
  5. Evita las bebidas estimulantes como el café o té negro antes de acostarte. Tampoco se sugieren las comidas copiosas.