Lo que comes se refleja en tu rostro

Para bien o para mal, es una realidad. ¿Sabías que los problemas intestinales como abdomen inflamado, estreñimiento y flatulencias, alteran la microbiota intestinal y afectan el aspecto de tu cutis? Sin embargo, si tu lo deseas es mostrar tu mejor versión, elige algunos nutrientes para que tu piel luzca sana y envidiablemente luminosa.

  1. Apuesta por los probióticos, existe una relación entre una microbiota sana y la piel, pues reducen problemas inflamatorios como el acné, rosácea y arrugas prematuras. Las bacterias intestinales al elevar el sistema inmunológico, reducen el riesgo de enfermedades crónicas, ocasionadas por inflamación. Una piel inflamada no luce radiante, por ello es importante incluir en la dieta probióticos, que ayudan a equilibrar la microbiota. Consúmelos gracias a alimentos fermentados como el yogur, kimchi, chucrut y kombucha, según información obtenida del libro The beauty of dirty skin.
  2. Consume vitamina C, que no sólo protege de los efectos ambientales como la contaminación, promueve la producción de colágeno e incluso desvanece las manchas. Los cítricos son una excelente fuente de ella, al igual que las fresas.
  3. Arriba las grasas monoinsaturadas, que son eficientes para producir membranas celulares fuertes y sanas. Prefiere las que son ricas en omega 3, que no sólo brindan un aspecto renovado a la piel, también logran disminuir la picazón, tirantez y prurito en pacientes con eczema, de acuerdo con un estudio realizado durante ocho semanas, a pacientes con ese problema de salud. Encuéntralo en el salmón, nueces y chía.

Restringe los alimentos ricos en azúcares, científicos han hecho numerosos estudios, en los cuales han concluido, que reducen las bacterias positivas, localizadas en la microbiota y provocan un tránsito intestinal lento, de acuerdo con el estudio Effect of diets low and high in refined sugars on gut transit, bile acid metabolism, and bacterial fermentation.

Por último no olvides que dormir al menos siete horas, también suele afectar la luminosidad de tu cutis, además de marcar las arrugas. Así que vigila la cantidad de horas que duermes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *