8 tips para mantenerte enfocada

Nuestra nueva realidad ha modificado nuestro estilo de vida, desde el trabajo, el estudio, la convivencia e incluso la forma de comprar. Sentir miedo ante la nueva vida, es normal. Lo que hay que cuidar es que ni la ansiedad ni la depresión se conviertan en algo permanente.

¿En qué etapa estás tú? ¿Cómo estás viviendo la cuarentena? ¿Crees poder aprender algo de esto? Rocío Pastor, catedrática de INCAE Business School asegura que todos tenemos dos tipos de mentalidad: fija y de crecimiento; a la que se tenga mayor tendencia es la que determinará cómo se puede vivir en esta cuarentena y cómo superar la crisis. La primera se relaciona con aquellas personas que creen que su potencial se determinó cuando nacieron y siempre será el mismo. La segunda la poseen aquellos que creen que su potencial es desconocido e incognoscible, los que desean seguir aprendiendo y enfrentan sin temor los retos y las incertidumbres.

Podemos decidir qué historia queremos construir de nuestra vida, y después compartirla con los demás; si queremos ser un héroe o morir sin saber enfrentar las situaciones difíciles, sin ayudar, sin dar lo mejor de ti.

Cuídate de manera integral durante esta contingencia:

  1. No te infoxiques, limita el tiempo que pasas leyendo noticias, las fake news pueden generar más estrés que el propio encierro.
  2. Relaja tu cuerpo y tu mente, procura un equilibrio entre tus actividades y tus momentos de relajación. Extrema hábitos saludables.
  3. Reconoce tus emociones, identifica y comunica tus miedos; libera así tu estrés, sin que esto se vuelva algo recurrente. No debemos tener un miedo irracional, porque nos puede bloquear e impedirnos encontrar las respuestas correctas.
  4. Habla de los que piensas y sientes, y escucha a los demás. Busca aportar calma y optimismo.
  5. Toma pausas. Busca actividades que te permitan recuperarte, disfruta de cinco o 10 minutos para refrescarte, para caminar un poco, escuchar tu canción favorita, jugar con tu mascota, platicar con tus hijos.
  6. Sonríe y aprovecha las carcajadas, pues se sabe que la risa es algo que te ayuda a recuperar la energía, el optimismo e incluso la concentración, además, claro, que te ayuda a contrarrestar la ansiedad y la depresión.
  7. Recurre a tu experiencia, ¿qué hiciste en el pasado en situaciones adversas? Repasa recursos del pasado y retoma el control de su mente.
  8. Refuerza lo positivo, tamiza en lugar de quejarte; enfócate, identifica oportunidades y cosas que te hagan feliz y que ya habías olvidado. Vive el aquí y el ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *