Rescata tu cabello

Sol, mar, arena, cloro e incluso aire acondicionado le afectan. Sin embargo, no tiene porqué lucir alborotado, seco y sin vida. Como siempre te digo pequeños detalles logran la diferencia.

Atención personalizada

Cada problema tendrá una solución, te lo aseguro:

  • Aspecto seco: lo ves y lo tocas y parece un estropajo, tal vez el calor del sol lo deshidrato.

Solución: trata de usar lo menos posible la secadora o la plancha y si es necesario estilizar con ellas no olvides aplicar un producto estilizador para que lo proteja. Consumir alimentos ricos en omega 3 también le devolverá la hidratación perdida, encuéntralo en el salmón, chia y frutos secos.

  • Incontrolable por el frizz: conforme avanza el día se esponja sin medida. Los efectos negativos del medio ambiente dañan su barrera natural de protección y por eso se comporta así.

Solución: prueba a aplicar un tratamiento que contenga aceite de Argán, que tiene un gran poder hidratante y reparador, por lo que también es recomendado para reparar las puntas abiertas. Recuerda esparcirlo de medias a puntas después de lavarla. Poco a poco dejará de esponjarse.

  • Tonalidad verde: especialmente se apodera de las cabelleras teñidas en castaños, cobrizos y rubios por el cloro de las albercas.

Solución: para desaparecer ese tono, primero hay que aplicarle una mascarilla con jugo de tomate; prepáralo en el extractor de jugos, esparce de la raíz a la punta sobre el cabello seco y lava después de 20 minutos. Después esparce un poco de aceite de coco, dos o tres gotitas bastarán para que vuelva a lucir radiante.

Por último recuerda lavarlo con productos que sean adecuados para reparar, no olvides el uso de acondicionador a diario. Tampoco lo restriegues mientras lo limpias para evitar que se dañen las cutículas capilares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *