La larga pandemia ha provocado efectos, aún en las personas que no se han contagiado con el virus. Me refiero a problemas mentales como ansiedad, depresión, trastornos de estrés postraumáticos, insomnio entre otros. 

Los estudios señalan que se han detonado por el aislamiento social, el desempleo, las pérdidas económicas, la incertidumbre e incluso el trabajo remoto, además del miedo a la infección de COVID.

De acuerdo con un estudio realizado por Mental Health Foundation, los disparos de cortisol que genera las diferentes agitaciones, pueden provocar infelicidad, insomnio e incluso decrecer tu sistema inmune.

Incluir algunas estrategias en tu estilo de vida, disminuirán los niveles de estrés con lo que se reduce el riesgo de sufrir todos los efectos adversos que comenté anteriormente:

  • Limita tu ingesta de carbohidratos y productos azucarados, pues incrementan los niveles de azúcar en la sangre, provocando la liberación de cortisol y adrenalina, que bloquean la generación de triptófano, por lo cual no podrás relajarte.
  • Incluye en tu régimen alimentos ricos en magnesio, que relajan el sistema nervioso. Encuéntralo en el aguacate y cacao.
  • Elevar los niveles de serotonina, también es clave para incrementar la sensación de bienestar y mantener la calma ante situaciones estresantes. Búscalo en nueces, huevos y piña.
  • Por las tardes, cuando sientas que la energía se agota, toma un refrigerio con proteína como un yogur con frutos rojos, pues de acuerdo con un estudio publicado en Science Daily, mejoran tu memoria.
  • Prepara bebidas que contengan agua y un toque de jugo de limón, Jamaica, menta. Tan sólo aspirar su aroma te energizará, imagínate lo que ocurrirá cuando las tomes.
  • Siéntate a ver una película divertida con tu familia, se ha comprobado que la risa provoca la liberación de endorfinas, que logran se mejore notablemente tu estado de ánimo.
  • Acariciar a tu mascota eleva los niveles de oxitocina, lo cual provocará que te sientas de mejor humor.
  • En vez de revisar tus redes sociales, antes de acostarte, escucha una meditación guiada, logrará que concilies el sueño y que tu sueño sea reparador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *