No es necesario ser un bailarín para practicar barre, un entrenamiento basado en movimientos de ballet, yoga y pilates. Tampoco tienes que acudir a un estudio, basta con una silla y un mat para trabajar y tonificar el cuerpo eficientemente.

¿Quieres saber lo que logrará por tu figura, el barre?

  1. Basta practicar 3 sesiones por 50 minutos a la semana para ver resultados. Lo mejor es que es un entrenamiento de bajo impacto, se realiza lentamente pero está centrado en las repeticiones y movimientos de rango pequeño, que permiten al cuerpo estirarse para mejorar la flexibilidad.
  2. Los movimientos a pesar de no trabajar con fuerza, sí lo hacen intensamente, se movilizan varios grupos de músculos al mismo tiempo, los cuales fortalecen el abdomen; además, al moverse los brazos y los glúteos, las piernas se tornearán sin grandes esfuerzos.
  3. Como ya lo mencionamos es un entrenamiento de bajo impacto, lo cual significa que no estresa al cuerpo y reduce las probabilidades de lesiones. Sin embargo, es ideal para lograr que tu cuerpo adquiera equilibrio y estabilidad. Incluso está permitido para mujeres embarazadas, de acuerdo con The American College of Obstetricians and Gynecologists.
  4. Mejora la postura, pues los suaves movimientos requieren un correcto alineamiento de la columna vertebral, así que moverás los músculos de tus pies hasta los del cuello.
  5. Incrementa la flexibilidad, con las continuas prácticas notarás como lo consigues y  te permitirá un mayor rango de movimiento, sin molestias. Lo notarás en la vida diaria,  en acciones tan sencillos como tomar objetos de lugares altos o al agacharte a abrocharte los zapatos.
  6. Optimiza la conexión entre mente y cuerpo, así poco a poco, notarás como tienes una mayor concentración, no sólo en el trabajo, también en tu vida, lo cual facilitará que disfrutes de los pequeños placeres de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *