En el Año Nuevo, también es vital un postre con toque goloso de Chantilly. En ese momento que la familia se reúne para hacer un balance del año, el cual nos ha traído momentos inesperados, pero también la dicha de sentarnos a la mesa para agradecer y llenarnos de exquisitos y nuevos sabores.

Por ello es indispensable anota en tu lista de despensa los diferentes Top Cream Chantilly, disponibles en el supermercado o en tiendas de materias primas:

  • Para quienes no se consideran expertas en postres, pero quieren sorprender a la familia, Grupo Chantilly presenta esta crema para batir disponible en el mercado en sabores deliciosos como Chocolate, Doble Chocolate, Vainilla y Nata.
  • Un econopack de 460 gramos será suficiente para cubrir la superficie de hasta dos pasteles, o bien, puedes usarlo en el interior como relleno. La ventaja del Top Cream de Grupo Chantilly es todo lo que puedes crear con él, ya que fácilmente puede combinarse con colores vegetales para que tengas sabor y tono en una misma mezcla.
  • Podrás hornear un pan de mantequilla, y si lo que quieres es sorprender a tus invitados, puedes combinar el Top Cream con jugos o néctares que con un leve batido darán una textura similar al merengue. Con sólo agregarle yogurt, cajeta o ganashe conseguirás una consistencia más cremosa, parecida al betún.
  • El Top Cream funciona bien si se mantiene frío, y para agregar sabores necesitarás una batidora e ingredientes a la misma temperatura, previamente diluidos en leche o crema. Si buscas, por ejemplo, un sabor envinado, agrégale licores de tal manera que los rellenos de tus pasteles podrán tener un delicioso perfume y el sabor que más te guste, desde café hasta crema de cacahuate o una mermelada.
  • La versatilidad de Top Cream Chantilly, te permitirá ahorrar pasos, ya que puede ser el relleno de la Rosca de Reyes, la cobertura de un pan de vainilla en formato de pastel, o bien el aliado perfecto para poner figuras sobre hot cakes o chocolate caliente.

Es momento de planear sin estrés y de compartir responsablemente en la mesa con los nuestros, porque siempre hay tiempo para agradecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *