Los pequeños no saben cómo hacerlo, Es importante que las identifiquen para regular y controlar su estado de ánimo, lo que les permitirá enfrentarse de manera sana a los problemas que se les pueden presentar a lo largo de su vida, además de desarrollar satisfactoriamente su autoestima adquiriendo herramientas imprescindibles para su convivencia con la sociedad.

Para apoyar a tu pequeño, en Kit City te proponemos las siguientes actividades que lograrán que él mismo exprese sus emociones a través de estas dinámicas de juego.

Motiva su lenguaje

Esta actividad es muy sencilla, solo necesitarás el apoyo de un espejo. Siéntense juntos frente al espejo, jueguen a que son diferentes animales, (changos, vacas, perros, etc.), inicien imitando sus sonidos y movimientos. Cuando esté cómodo con el juego podrás integrar variaciones indicando que ahora los animales tienen una emoción, por ejemplo: hagamos un león enojado, ahora un changuito feliz, una vaquita sorprendida, ahora sí, motiva a tu pequeño; pide que te exprese lo que siente a través del sonido y la gesticulación facial. Por ejemplo, pregúntale ¿qué siente cuando el león está enojado y gruñe? O, cuando el changuito se muestra feliz. Conforme la actividad vaya avanzando, lograrás identificar las emociones de tu pequeño y sabrás cómo manejarlas de manera adecuada.

Área motriz fina

Para realizar esta actividad necesitarán los siguientes materiales:

  • Hojas blancas y de colores.
  • Lápices de colores.
  • Tijeras
  • Pegamento

En un espacio amplio de tu casa, explica a tu pequeño que harán unas tarjetas de las emociones. Primero, en tarjetas hechas con las hojas blancas, escribirán los nombres de las siguientes emociones: alegría, tristeza, miedo, enojo y sorpresa; luego en las hojas de color marcarán círculos y dibujarán cada una de las emociones. Si es alegría una carita sonriendo y así con todas las emociones, al finalizar ayúdale a recortarlas y péguenlas en cada emoción que les corresponde así tendrán listas sus tarjetas. Es muy importante que mientras realizan esta actividad le expliques a tu pequeño el significado de cada una de las emociones, puedes ayudarte mencionándole ejemplos de ellas; para que el logre familiarizarse deja las tarjetas a su alcance y cada vez que identifiques que hay una emoción en él pide que te indique qué emoción siente apoyándose en sus tarjetas.

Área motriz gruesa

Los materiales necesarios para esta actividad son:

  • Las tarjetas de las emociones que realizaron en la actividad pasada
  • Una pelota pequeña.

Acomoda las tarjetas de las emociones separadas una de la otra, a continuación, le dirás a tu pequeño una emoción, él tendrá que estar de pie para lanzar la pelota al lugar donde se ubica esa emoción. Además, si él así lo quiere, puede hacer gestos representando esa emoción; si a tu pequeño se le dificulta identificarlas, ayúdalo haciendo algunos gestos o dando ejemplos de cuando él se pone alegre, cuando has notado que está triste o enojado. Esta actividad la puedes hacer con algunas variaciones: lanzando la pelota con una sola mano, brincando en un solo pie, dependiendo de como él se vaya sintiendo más seguro y cómodo con la actividad.

Uno de los beneficios más importantes de enseñar a tu pequeño a reconocer sus emociones a temprana edad, es que tendrá mayor confianza en sí mismo adquiriendo capacidades que le permitan aprender de sus errores, generando una mejor autoestima, además de permitirle ser una persona asertiva. No olvides que el juego es una herramienta que le permitirá aprender mientras se divierte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *