Es una bebida con tradición ancestral, que en los últimos años, ha adquirido mayor relevancia pues se ha convertido en toda una experiencia ya que se puede acompañar con diferentes platillos creando una unión íntima y armoniosa entre ambos.

Es por ello que, Señorío Mezcal te brinda algunos tips para que descubras la armonía perfecta entre el mezcal y los platillos que tanto disfrutas:

  1. Identifica sabores similares

Encontrar gustos que vayan en la misma dirección, pueden llevarte a potencializar sabores y aromas, logrando una combinación ideal. Si tu mezcal tiene notas cítricas busca un platillo elaborado a base de naranja o que en su preparación cuente con algún ingrediente cítrico.

  • No te limites en las posibilidades

Marida por contraste, acoplando sabores, que, aunque sean totalmente distintos se complementen entre sí. Este tipo de maridaje, se ha impulsado como parte de la cocina de autor con la intención de integrar mezclas que podrían sonar descabelladas, pero que en el paladar crean una explosión de sabores.

La única regla con el contraste es que nunca se opaque el sabor de la bebida con el platillo, ni viceversa, sino más bien que se complementen y logren la Armonía Perfecta.

  • Conoce tu bebida

Las variedades de mezcal son infinitas, pues se diferencian por el tipo de maguey con el que se elabora, hasta las notas de sabor que poseen, al identificarlas te ayudarán a elegir mejor el platillo para acompañarlo. 

Por ejemplo, SEÑORÍO Mezcal posee un Ahumado Suave gracias al balance de su horneado tradicional y la mezcla de dos destilaciones de diferentes intensidades. Un balance perfecto entre notas suaves de humo y el sabor auténtico del Agave Espadín.

Este Mezcal Joven es muy versátil para acompañar diferentes platillos como un aperitivo: una botana oaxaqueña de quesillo, chapulines y memelas o un pescado a la talla y camarones al mojo de ajo.

En cuanto al Mezcal Reposado, combina muy bien con una cochinita pibil, o un buen corte argentino como un vacío rioplatense, incluso un salmón a las hierbas finas. Y si lo que buscas es cerrar con broche de oro una comida o cena el Mezcal Añejo es ideal para acompañar algún postre a base de chocolate amargo, un brownie o soufflé, o incluso helado de chocolate con nuez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *