Durante el otoño el viento y la caída de ojos de los árboles, son algunas de sus características. El día es más corto, por lo que las noches son más largas.. Sin embargo, es una realidad es una de las temporadas más equilibradas, porque las temperaturas son cálidas y poco a poco se transformarán en frías. Yo amo pasar una tarde caminando porque sientes la brisa, observas como se transforma la vegetación en amarilla y café, no es necesario cobijarse porque el clima, es simplemente cálido por el día y ligeramente ventoso por las noches. Por lo menos, así ocurre en la CDMX.


Por ello necesitas un buen descanso mientras duermes, ¿sabes si tu colchón aún es tu aliado o ya es tiempo de cambiarlo? A continuación 5 razones que determinan que es momento de sustituirlo por uno mejor:

1. Suele acumular gran cantidad de humedad y la piel que se descama de forma natural, ofrece a los ácaros el entorno ideal para vivir y multiplicarse. Ellos son los principales microorganismos que habitan en los colchones, pero no son los únicos. Los derrames accidentales de fluidos corporales o líquidos promueven la aparición de hongos, bacterias y malos olores. Así que si el tuyo ya tiene muchas manchas, deberías considerar invertir en uno nuevo.


2.Huecos repentinos,
el desgaste se ve reflejado en el hundimiento o bultos en la superficie del colchón. A medida que se utiliza va perdiendo su forma original. Y en casos extremos, tu silueta puede llegar a quedar marcada en el espacio que siempre duermes. Aunque lo voltees cada 3 meses ese hundimiento se seguirá presentando, provocando que no puedas tener un descanso profundo, teniendo sueño durante el día siguiente.


3.Los famosos resortes a flote,
cuando menos lo esperas estas en un campo minado de ellos que te provocarán estrés, generándote nudos en todo el cuello aparte de la picazón y hasta raspaduras.


4. El poder estirarte sin salirte de los bordes, dormir sin patear a tu pareja o sacar volando a tu mascota en medio de la noche son indicios de que podrías estar durmiendo más cómodo en un colchón con el tamaño que se adecúe a tus verdaderas necesidades.


5. Por muchas veces que se haya lavado, conserva ciertos olores que se hacen notar incluso sobre sábanas frescas, es momento de un cambio. Quererlo disfrazar con aromatizantes o incluso con perfumes, en lugar de mejorar el olor, creará un popurrí de aromas que a largo plazo se tornará incómodo y desagradable al momento de dormir, logrando que tu descanso no sea satisfactorio.

Descansar es esencial para la salud, así permites que tu cuerpo se recupere del desgaste diario y que tu cerebro sea capaz de procesar información y gestionar las emociones adecuadamente. Para un descanso profundo, lo mejor es tener un buen colchón.

Una excelente opción podría ser uno Emma al ser hipoalergénicos y contar con una novedosa tecnología termorreguladora, ayuda a la reducción de malos olores, se mantiene libre de bacterias y, además, debido a sus 3 capas de espuma perfectamente combinadas garantiza un mejor soporte para columna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *