Para continuar con los buenos propósitos, debes descansar en un espacio que te permita relajarte y que te ayude a recargar energía. El feng shui se puede convertir en tu aliado. La palabra «Feng-Shui» se compone de dos caracteres chinos, viento y agua, combinadas, estas dos palabras significan fortuna y buena salud, dentro de tu hogar lo puedes considerar como el arte del posicionamiento.

 ¿Sabías que la ubicación de cada objeto puede afectar su experiencia dentro de la habitación? Sin embargo, es posible optimizarlos y evitar energías negativas. Incluso si eres una persona que no está realmente interesada en las prácticas de la «nueva era» como el yoga o la meditación, es posible que descubras que el Feng Shui es realmente una checklist de sentido común. 

Colchones Emma, nos brinda algunos tips para aplicar esta práctica milenaria y lograr equilibrio dentro de tu habitación:

  1. El sitio ideal para la cama: debes poder ver la puerta mientras estás en ella, pero la puerta no debe estar directamente frente ella. Esto aumentará la sensación de seguridad y ayudará al flujo de energía. La cabecera del colchón tampoco debe estar debajo de una ventana, sino que debe tocar una pared. La cama es el objeto principal en la recámara, de ahí parte todo el diseño y acomodo para estructurar la habitación.
  2. Dos, es clave: crea equilibrio en tu dormitorio teniendo dos de todo (menos el colchón). Esto incluye dos lámparas, dos mesitas de noche, dos tocadores, dos guardarropas, etc. Piensa en ello como crear una imagen de espejo. El lado izquierdo de la habitación debe ser exactamente el mismo que el lado derecho. Esto crea cohesión y orden en el diseño, dejando sensación de calma y relajación.
  3. Sin desorden, no hay estrés: probablemente el consejo de más sentido común; tener una habitación limpia trae serenidad. Asegúrate de regalar o desechar la ropa o los artículos viejos que no volverás a usar. Usa el espacio sabiamente, guardando las cosas ordenadamente debajo de su cama o en el armario. No te vayas a dormir con objetos fuera de su lugar. Es asombroso como una rápida organización de la recamara antes de dormir calma la mente.
  4. Adiós aparatos: a menudo usamos el teléfono o la televisión en el dormitorio antes de dormir. Emplea esta sencilla regla: si simboliza actividad, no pertenece en el dormitorio. Eso incluye todas las cosas que te recuerdan el trabajo o la socialización. El dormitorio es un lugar de descanso y relajación.
  5. Colores de ensueño: ellos representan una variedad de emociones e ideas diferentes que afectan el sueño de una personas. El rojo y el morado son estimulantes y pueden resultar en un sueño deficiente. Sugerimos colores como azules, amarillos, verdes, rosas y naranjas. El azul es nuestra elección número uno, ya que se asocia con sensaciones relajantes y tranquilidad. El amarillo simboliza la felicidad y la alegría, ocupando el segundo lugar. El verde se correlaciona con la naturaleza y puede infundir al durmiente un sentimiento de positividad y esparcimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *