El Año Nuevo, siempre nos invita a crear una lista de buenos propósitos. Sin embargo, es muy frecuente que a mitad del año, o tan sólo al llegar febrero, ya están olvidados. La constancia es esencial para lograrlos, pero también fijarse metas pequeñas que no sean muy grandes, pero que paso a paso te inviten a crecer, de acuerdo a lo que expresan algunos especialistas.

También es esencial convertir ciertas actividades en hábitos para lograrlos. Los expertos aseguran que después de realizar la misma actividad durante 21 días se vuelve un hábito. Así que sin pensarlo más, manos a la obra.Compra un calendario y colócalo a lado de tu cama, con el objetivo de ir tachando los días en los que estás cumpliendo tus objetivos y cada que despiertes te motives a hacerlos.

A continuación algunos propósitos que se pueden convertir en hábitos saludables y que te reportarán beneficios:


Ejercítate, ideal si deseas ponerte en forma, ¿no tienes tiempo o dinero? Que eso no sea una excusa, al despertar puedes realizar rutinas de ejercicio que fácilmente encontrarás en Internet, con 30 minutos que hagas, serán suficientes para poco a poco te puedas acercar a tu meta. Y si necesitas una ayudadita extra para tonificar, utiliza el gel corporal 475 g de Torongia, ya que, con su efecto termogénico y sus ingredientes de extractos de toronja, centella asiática, romero, algas marinas y café, proporcionan tonicidad en abdomen piernas. Se sugiere aplicar antes de comenzar a realizar tu rutina.


Ahorra, consigue una alcancía que esté sellada así no te dará tentación sacar dinero, durante los primeros 21 días añádele cinco pesos y conforme pase el periodo de hábito, aumenta la cantidad; tampoco te presiones si no siempre puedas echar la misma cantidad, lo importante es que diario añadas algo que servirá para irse acumulando.


Aprende, gracias a la tecnología es fácil tomar diferentes cursos y los maestros en línea tienen distintas modalidades de horarios que se adecuarán perfectamente a ti, lo recomendable es tomar uno a la vez para poderte enfocarte al 100%  en uno y también para que no te vayas a revolver.

Cada que termines un ciclo de 21 días añádele un objetivo nuevo, esto te mantendrá alerta y ocupado para que lo puedas lograr y avances en tus metas. No tengas más excusas y logra que este año puedas realizar más de uno de tus propósitos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *