¿Sabías que al cuidar tu salud digestiva, también puedes mejor tu estado anímico? El intestino también es conocido como un segundo cerebro, ya que produce algunos de los mismos químicos neurotransmisores que el cerebro como la serotonina y la dopamina, indispensables para regular el estado de ánimo.

Existen numerosos estudios que muestran la relación de una microbiota intestinal y el cerebro. Tan sólo por citar uno: cuando hay un desequilibrio entre bacterias buenas y malas en el intestino generan enfermedades inflamatorias como el asma, obesidad, diabetes, hasta problemas cognitivos y anímicos, pues se ve afectado el revestimiento intestinal y el sistema inmune, de acuerdo con un artículo publicado en Harvard Medical School.

Gracias a su conexión intestino-cerebro, tiene un papel regulador en la ansiedad, el estado ánimo, la cognición y el dolor. Por ello, es importante mantenerla equilibrada la microbiota intestinal para reducir problemas asociados con depresión, de acuerdo con un estudio publicado en European Journal of Nutrition.

Los probióticos suelen mejorar la salud intestinal, pero indirectamente también el cerebro, por lo que calman el estrés. Un estudio publicado por la revista Gastroenterology, detectó en un grupo de mujeres que consumieron yogur con probióticos, dos veces al día durante cuatro semanas, se encontraban más relajadas cuando se les expuso a imágenes de rostros enojados y asustados.

Como te habrás dado cuenta cuidar la salud mental y la salud física es fundamental para el bienestar. Curiosamente estos dos aspectos están directamente relacionados con la salud digestiva, desde donde Activia® se centra para brindar el mejor apoyo en ese camino de amarte a ti misma.

Algunas de las claves para lograr ese balance digestivo que también se traducirá en un mejor estado de ánimo son:

  • Incluir en el régimen nutricional frutas, verduras y granos integrales que son fuente de fibra, además de proteínas y grasas saludables como las que provee el omega 3.
  • Beber suficiente agua, entre seis y ocho vasos diarios.
  • Realizar ejercicio de manera frecuente, al menos tres sesiones de 45 minutos tres veces por semana.
  • Dormir un promedio de 8 horas.
  • Consumir probióticos diario. Activia puede ser tu aliada porque cuenta con productos que ofrecen miles de millones de probióticos únicos y naturales, en opciones deslactosadas y sin azúcar añadida. Lo que facilitará que tu microbiota intestinal mantenga el balance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *