Tras la pandémica cambió nuestra vida drásticamente el home office y la escuela a larga distancia son esenciales. Sin embargo, ha incrementado el tiempo que pasamos frente a dispositivos móviles hasta a 13 horas por día, de acuerdo con un reporte realizado por Eyesafe Nielsen Estimates. Como resultado ahora estamos más expuestos a la luz azul que emiten dichos aparatos electrónicos.

Entre más tiempo pasas frente a las pantallas se reduce el tiempo que parpadeas, pues tratas de ver fijamente. Imagínate normalmente se parpadean entre 16 a 18 veces por minuto, actualmente ha bajado hasta en un 50%. ¿Qué ocurre en tus ojos cuando eso sucede?

  • Las lágrimas se evaporan.
  • Los ojos se irritan fácilmente.
  • Se presenta enrojecimiento

Al existir fatiga visual, la visión se nubla e incluso se presentan dolores de cabeza, molestia alrededor de los ojos, además de ojo seco.

Lo ideal, es hacerle caso a los especialistas que sugieren disminuir el tiempo frente a los dispositivos y pararte al menos por cinco minutos cada hora. Existe una rutina de yoga especial para los ojos, no existen estudios que respalden que ayudarán a reducir o evitar problemas de miopía, cataratas, glaucoma, astigmatismo u ojo seco. Pero, si podría ser un aliado para bajar los niveles de estrés en los ojos, según un reporte publicado por Journal of Physical Therapy Science. Incluso tiene la habilidad de calmar la mente.

Tan sólo dedicarle unos minutos a esta práctica podrías obtener beneficios. Son sencillos básicamente se requiere:

  • Mirar a un punto fijo enfrente, con la columna recta.
  • Mover los ojos de arriba abajo.
  • Después horizontalmente de un lado a otro.
  • Finalmente tratar de mover los ojos como las manecillas del reloj, es decir en círculo.

Todo sin mover la cabeza.

Recuerda que cuando entras en un estado de calma los síntomas adversos del estrés descienden como los dolores de cabeza. Un estudio publicado por Journal of Clinical & Diagnostic Research, realizado entre 60 pacientes, detectó que los ejercicios oculares les permitieron identificar más rápidamente lo que estaban mirando.

Así que a mover los ojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *