¿Sabías que de las personas que sufren de osteoporosis, el 80% son mujeres? En México una de cada 12 mujeres la padece, según informes del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de enfermedades. Es más común a partir de los 50 años.

La osteoporosis debilita los huesos, por lo que se vuelven quebradizos y pequeñas acciones de la vida cotidiana como agacharse, toser o caerse suelen provocar fracturas; en la cadera, muñecas y columna vertebral, de acuerdo con Mayo Clinic.

Sin embargo, no esperes a tener esa edad para tomar medidas, recuerda que la prevención es esencial en cualquier enfermedad y esta no es la excepción. Después de los 20 años el proceso de renovación de los huesos se torna más lento, mientras que la masa ósea máxima se desarrolla hasta los 30 años. Después a medida que pasen los años se reducirá la masa ósea.

Riesgos

Existen algunos factores que aumentan las probabilidades de padecer osteoporosis. Cambios en el estilo de vida podrían ayudarte a disminuirlas:

  • La falta de vitamina D, recuerda que se produce cuando el sol toca tu piel, 15 minutos diarios son suficientes para obtenerla y lo mejor también fortalecerás el sistema inmune. Es muy importante, especialmente con el aislamiento por el COVID, tomar baños de sol. Una caminata entre las 8:00 y 10:00 de la mañana puede ser tu aliada.
  • Estilo de vida sedentario, es fatal, no sólo para este problema de los huesos, es un factor que desencadena obesidad Ejercítate al menos por 30 minutos diariamente, ayudará a fortalecer los huesos. Puedes iniciar con una caminata y continuar con un suave trote. Clases de pilates, yoga, barre, también serán tus aliadas al brindarte un buen equilibrio.
  • El consumo de alcohol y tabaco, impide que tu cuerpo emplee el calcio correctamente. Así que restríngelos.
  • La menopausia, ya que desciende los niveles de estrógeno y que actúa como un escudo de los huesos. Lo ideal sería consumir alimentos que regulen los estrógenos como los champiñones, semillas de ajonjolí, cacao, frutos rojos, cebolla y uvas moradas.
  • Baja ingesta de proteínas, ya que es un componente esencial. Lo encuentras en la soya, frutos secos, pescado, aves, carne, lácteos y huevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *