En ocasiones a pesar de que dormiste lo suficiente, te sientes agotada a lo largo del día. Trabajar todo el día frente a la computadora puede ser realmente estresante, especialmente ahora que pasamos más tiempo en casa y que el estilo de vida suele ser sedentario.

Una caminata de 30 minutos al despertar, darte una ducha con un jabón que despida aroma a naranja pueden ser el impulso que necesitas para sentirte con energía a lo largo de la jornada.

Sin embargo, si requieres más que un pequeño impulso, introducir algunos hábitos en tu rutina diaria, pueden lograr la gran diferencia al brindarte un shoot de creatividad. Conócelos:

  • Si no te agrada caminar o correr, prueba tomar una clase en línea, actualmente hay una gran variedad de ellas, conseguirás sentirte conectada ya que los maestros vigilan tu desempeño durante la sesión. Prueba una clase de baile los movimientos y la música lograrán optimizar tu ánimo.
  • En vez de empezar tu día con una taza de café, prueba una taza de té verde que contiene una menor dosis de cafeína, pero posee L-teanina, ambos lograrán que te mantengan más alerta a lo largo del día y que mejore tu concentración. Incluso si lo consumes después de ejercitarte, incrementa la quema de grasa y reduce el daño muscular.
  • Organiza tu escritorio, todos somos diferentes, pero a mí me ayuda a distraerme menos a lo largo de la jornada. Es como un soplo de frescura dentro del caos, que generalmente impera en las mañanas de trabajo.
  • Cambia tu snack a media mañana, si ya estás cansada de tomar un yogur intenta a consumir unas zanahorias con humus, unas rebanadas de pechuga de pavo con aguacate. Ambos bocadillos poseen omega 3, que ayuda que te concentres mejor. Los frutos rojos, también son otra excelente opción, pues mejoran tu ánimo.
  • Tómate unos minutos para agradecer, por el desayuno que te preparó tu pareja o simplemente porque tus pequeños guardaron silencio durante tu zoom. El agradecimiento tiene la habilidad de aportarle optimismo a tu estado de ánimo. Simplemente puedes agradecer por tener trabajo en vez de quejarte. Notarás la gran diferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *