La música es tan mágica que puede generar múltiples estímulos en nuestro cerebro que influyen en el día a día; y de hecho, dependiendo del tipo de melodía que escuchamos produce diferentes emociones, lo cual  influye en nuestra calidad de vida.

Hoy en día, necesitamos tiempo para desconectarnos y relajarnos para poder concentrarnos en lo que hacemos. La música relajante de fondo puede ser un recurso ideal para complementar nuestra concentración y mejorar nuestra capacidad de aprendizaje, ya que numerosos estudios han demostrado que la música aporta múltiples beneficios para la salud, estado de ánimo, controla la ansiedad, el estrés y provoca una mejor calidad de sueño.
 

María Hanneman Vera, la estudiante de piano que inició su carrera a los 4 años y actualmente es reconocida por haber tocado en destacados lugares como el Palacio de Bellas Artes, Carnegie Hall de Nueva York, el Mozarteum en Salzburgo, Austria y Royal Albert Hallen Londres, Inglaterra, sabe que no es tarea fácil estar enfocados todo el tiempo, pero la música y las canciones adecuadas permiten que sea un poco más sencillo. 

Es por ello que María comparte 5 recomendaciones de canciones de música clásica que la ayudan a relajarse y enfocarse para tener un mayor rendimiento y concentración:

  1. F. Liszt – Liebestraum No. 3
  2. F. Schubert – 4 Impromptus, Op. 90 D. 899 No. 1
  3. F. Chopin – Scherzo No. 2
  4. F. Chopin – 24 Preludes, Op. 28 No. 15
  5. ​​Manuel M. Ponce – Balada Mexicana
     

Un gran ejemplo es el “efecto Mozart”, varias personas aseguran que escuchar a Mozart nos hará más inteligentes. Si bien esto no es exactamente cierto, se ha descubierto que escuchar sus obras puede mejorar nuestro razonamiento espacial de 10 a 15 minutos e indefinidamente nuestra capacidad para prestar atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *