¿Sabías que la primera mención de este platillo fue en el año de 1864, en el periódico El Pájaro Verde, en el cual se habla de las “tortas compuestas”? Como se les conocía en el siglo XIX, sin hacer mención a sus ingredientes.

A pesar de las fastuosas comidas de las cenas navideñas e incluso las de Año Nuevo, no hay nada tan delicioso como una torta de recalentado. Para llevarlas a otro nivel y convertirlas una comida especial con amigos, sólo debes maridarlas correctamente

El Consejo Mexicano Vitivinícola (CMV) nos comparte una guía de maridajes de tortas y vinos mexicanos, diseñada por el enólogo y Sommelier Javier Casillas, para que las puedas degustar en estas fiestas tan especiales.

Torta de Bacalao

Una de las estrellas del recalentado, también es una gran manera de arrancar la temporada. Es una delicia la que ofrecen en La Barraca Valenciana que durante todo el año consiente a sus comensales con algunas de las mejores tortas de la ciudad.

Acompáñala: con un vino de buena acidez y potencia, ya que esto ayudará a contrarrestar lo salado y fuerte del bacalao. Elige un vino tinto Monte Xanic Calixa, del Valle Ojos Negros. O si eres amante de los blancos, puedes probarlo con un Natal de Quinta Monasterios, ya que es un Chardonnay que se llevará perfecto con este antojito.

Torta de Pavo

Una clásica de la temporada, también la encuentras todo el año en El Rey del Pavo, rellena de jugosos pavos cocinados lentamente. Prueba la pechuga adobada.

Acompáñala: con un vino redondo y equilibrado, como el tinto Concierto, de la bodega Concierto Enológico. Si prefieres los sabores dulces, te recomendamos acompañarla con el vino rosado Guanamé.

Torta de Cochinita Pibil

Deliciosa carne de cerdo, marinada en achiote, naranja agria y pequeñas hojas de laurel, envuelto en hoja de plátano y cocido en un horno de tierra, debe llevar como guarnición cebolla morada marinada en naranja agria y con chiles habaneros, si se desea darle picor.

Acompáñala: elige un vino tinto que ayude a preservar todos los sabores de la cochinita con algo de acidez y un toque especiado. Te recomendamos el vino tinto Cabernet y Shiraz de Bodegas Don Leo, o bien el vino potosino de Cava Quintanilla Reserva Syrah.

Torta de Chilaquiles

Indispensable todo el año, después de una noche de fiesta. El secreto de su éxito radica en la salsa, de preferencia no tan picosa; aunque los más picosos se agradecen para curar la cruda. Normalmente va acompañados de crema, queso, cebolla, pechuga de pollo, milanesa o huevo, para convertirlas en un alimento completo.

Acompáñala: decídete por un vino intenso, joven y que en la boca brinde suavidad mientras recorre cada papila. Prueba el Cabernet Merlot de Monte Xanic, o bien Copernicus de Bodega El Cielo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *