¿Constantemente te fijas nuevos objetivos? ¿En tu agenda no hay espacio para salir con los amigos? ¿A pesar de que duermes te sientes cansado? Son sólo algunos de los factores que contribuyen al agotamiento. Juntos o por separado crean un desequilibrio en la vida laboral y personal.

Es muy probable que experimentes, una sensación de distanciamiento con los que te rodean, reducción de productividad en el trabajo, sin contar con que dejas de disfrutar la vida. Además estás irritable y no es fácil concentrarte.

El agotamiento es una señal de alerta, que si la tomas positivamente se puede convertir, en un parte aguas para establecer estrategias que no únicamente te llenarán de energía, también lograran que te vuelvas a sentir contento contigo y te permitan sentir pasión nuevamente por lo que haces.

Pequeños ajustes resilientes te facilitaran mejorar tu auto cuidado mientras te alejan del estrés de forma efectiva, con la finalidad de armonizar tu entorno:

  1. Practica yoga, que incrementa la producción de glutatión, un antioxidante natural, que ayuda al cuerpo a combatir el estrés y reduce el riesgo de sufrir infecciones e inflamación. Se ha demostrado que mejora el estado de ánimo y mejora el sueño, lo que bajará el agotamiento.
  2. Medita, otra herramienta fundamental para volverse resiliente. Existe evidencia que una meditación diaria de 15 a 30 minutos disminuye los niveles de estrés.
  3. Ecoterapia, salir a caminar en un parque, arreglar tu jardín son excelentes remedios para bajar los niveles de estrés y ansiedad, al mismo tiempo que optimizas tu ánimo y eliminas el riesgo de padecer enfermedades inflamatorias.
  4. Musicoterapia, las suaves ondas de la música te ayudan a restaurar tu mente y calmarla, mientras que exaltan tu creatividad y relajan.
  5. Ejercítate, esencial para llenarte de energía y conservar un peso saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *