Es increíble la ilusión con la que los chiquitines aguardan la llegada de Santa Claus y después la de Los Reyes Magos. Los papás pueden orientarlos para que elijan el montable adecuado a su edad y que incluso les permitirá desarrollar habilidades.

 “El equilibrio al permanecer sentados mientras sostienen un manubrio, sumado a la coordinación de mover brazos y piernas para impulsarse, es tan sólo uno de los ejemplos, y qué decir de la manera en la que pueden medir la velocidad, las distancias y su relación con el entorno, sin duda unos regalos para su desarrollo y la oportunidad de terminar con el sedentarismo y animarlos a mantenerse activos, fortificar su cuerpo y hacer ejercicio”, afirma Eugenia Mejía Brand Manager de Prinsel.

Opciones divertidas

  • ElTriciclo Prinsel Super Trike Unisex 2 en 1 está pensado para los menores de entre 2 y 6 años, con un peso máximo de 25 kilogramos. En esta etapa pueden disfrutar de un respaldo ajustable a 4 posiciones de reclinación, así como una barra de empuje con portavasos y techo, diseñada para los padres, pero que es desmontable para cuando los chiquitos quieran vivir sus aventuras pedaleando por sí mismos. El descansapiés también se quita para que de la acción “push” se pase a la de un triciclo. Al tener una parte trasera robusta, le da seguridad y maniobrabilidad al niño, además de que en el volante tienen un módulo electrónico, palanca con sonido mecánico y un compartimento trasero para que lleve otros juguetes.
  • Si se trata de imprimirles confianza, y además seguir los roles de juego y subirse a las tendencias, entonces necesitan decirle a Santa y a los Reyes que quieren el Scooter Prinsel Mika. De entrada, para los papás que buscan un juguete que no ocupe mucho espacio, aquí tenemos uno que se pliega para almacenar o portar. Su chasis es de aluminio ligero, pensado para chiquitos de entre 2 y 6 años, con máximo 50 kilos de peso. Sus tres ruedas le dan mayor estabilidad, el manillar es ajustable al crecimiento de los niños, tiene textura para dar mayor seguridad en los puntos de apoyo y con baterías AAA puede encenderse la opción de iluminar la plataforma.
  • Está  listo para entrar en la etapa de los eléctricos, recomendados para niños de entre 3 y 7 años, con máximo 35 kilos de peso, entonces es momento de hacer alto para conocer la Moto Eléctrica Prinsel  RAPTOR 12V, con un diseño moderno y realista, ideal para los amantes de los dinosaurios. Las cuatro ruedas súper anchas tienen una banda antiderrapante, y mientras los papás supervisan, se puede lograr una velocidad de hasta 5.3 km/hr durante una hora de autonomía, por cargar la batería seca de 12 volts. Su acelerador les permite medir su fuerza con el pedal; mientras que usan una palanca para abrir o cerrar los dientes del dino, cuya cabeza tiene luz y sonido.
  • Ellas no se quedan fuera del juego intrépido y divertido, por lo que esta vez se lanza la Moto Eléctrica Prinsel Mini Quad Unicornio, donde los divertidos paseos se dan arriba de un divertido diseño en tonos blanco, rosa, morado y menta. Las ruedas anchas antiderrapantes lo hacen un todo terreno, capaz de conseguir 2.8 km/hr con 1.5 horas de autonomía, con la batería seca recargable. El acelerador también se entrega en forma de pedal para crecer la coordinación, y al unicornio se le agregaron luz y sonido para pasar horas de diversión con las chiquitas de entre 2 y 5 años, con peso máximo de 25 kilos.
  • Para los mega intrépidos Prinsel tiene la Moto Eléctrica Prinsel Cobra que, con sus ruedas de hule extra anchas, permite una mejor tracción y lo convierte en un real todo terreno. Está disponible en rosa, rojo y verde, e incluye una batería seca recargable de 1×6 volts, que da hasta una hora de autonomía, con un máximo de 4 a 4.5 km/hr. La diversión se complementa con sonidos diversos, la facilidad de que manejen la velocidad a través del pedal, y como extra, una caja trasera para guardar accesorios y más diversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *