Es una fruta que gusta a chicos y grandes, pero lo mejor es que las manzanas están presentes todas las temporadas. Es una aliada en nutrición infantil, de acuerdo con los expertos de Manzanas de Washington ofrecen los siguientes beneficios:

  • Fortalecen los huesos, al ser ricas en boro, un oligoelemento que ayuda a absorber el magnesio y el calcio. Recuerda que los huesos en la infancia están en crecimiento igual que ellos, por ello es importante brindarles nutrientes que les ayuden en ese desarrollo.
  • Optimizan su sistema inmune gracias a su dotación de vitamina C, que actúa como un antioxidante que mejora la habilidad de sus defensas, lo que reduce el riesgo de infecciones y resfriados. La vitamina C también es importante para la formación de neurotransmisores que son importantes para el sistema nervioso.
  • Son fuente de energía por su aporte de carbohidratos que le ayudará en sus aventuras a lo largo del día. Contienen fibra y un bajo contenido de azúcar, que conserva su mente alerta, lo que es un gran beneficio cuando se encuentran en la escuela.
  • Agilizan la digestión y evitan que sufran de estreñimiento o reducir la presencia de diarrea, lo logran por su aporte de pectina.
  • Cuidan su visión porque poseen vitamina A, en la cáscara, que también es esencial para el desarrollo de dientes, huesos, tejidos, piel y uñas. Sólo asegúrate de lavarlas.

Para que los niños las coman, puedes dárselas de varias formas, en trozos, en un licuado, con avena, cocidas, como ingrediente de un pastel, en ensalada de manzana, rallada, chips de manzana, con un poquito de chile piquín, añadirla en cubos al yogur e incluso en los hot cakes. Si eres constante se volverá en una de sus frutas favoritas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *