Además de vivir con ilusión la llegad de un bebé, es importante no perder de vista que esta etapa también marca un antes y un después en la organización de las finanzas familiares. Pero, ¡calma! No se trata de estresarse, simplemente ha llegado el momento de diseñar un plan financiero que contemple todos los cambios que vienen y, por supuesto, que cuide el patrimonio de los hijos.

¿Cómo diseñar un plan financiero para la familia?

  • Presupuesten la base

Como en casi todos los aspectos de la vida, el autoconocimiento es poder. Por ello, lo primero que se debe contemplar son los ingresos de los responsables en la familia; aunque no lo parezca, un gran porcentaje del sueldo de las personas se destina a compras para el hogar, y desafortunadamente muy pocos llevan un control de ingresos y egresos, lo que dificulta una buena organización financiera.

Una vez que se tengan contemplados los ingresos, se sugiere revisar los gastos fijos (renta, servicios y despensa), para posteriormente poder fijar un porcentaje de ahorro de los sueldos a contemplar para ese plan familiar. ¡Ojo! Es importante que en el cálculo de la despensa, consideren productos para el nuevo integrante de la familia como pañales, leche, papilla, cremas, talco, etc. Una buena opción es comprar al mayoreo, que puede representar un ahorro a largo plazo.

Una vez que tengan todo presupuestado, apéguense al plan y traten de no pasarse de ahí, aunque los ingresos contemplados lo permitan. 

  • Inviertan para la educación de los hijos

No olviden que todo buen plan familiar debe considerar un porcentaje para ahorro e inversión. Aunque parezca muy anticipado, nunca es demasiado temprano para invertir en la educación de los hijos, por eso les recomendamos invertir desde ya.

El nacimiento, representa un gasto necesario y fuerte. Pero gracias a plataformas de fondeo colectivo como briq.mx, hoy se puede invertir desde 1,000 pesos; de este modo no se descapitalizan con grandes montos, pero ya están generando ganancias para el futuro. Por supuesto, es importante que la plataforma en la que lo hagan sea confiable, y cuente con la validación de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

  • Un seguro, aliado de la tranquilidad

Al convertirse en padres, esto se vuelve indispensable e innegociable contar con un seguro de gastos médicos. Además de representar un ahorro significativo a largo plazo, les permitirá dormir tranquilos, con la seguridad de que están respaldados ante cualquier emergencia.

Hoy, los seguros se han convertido en productos de canasta básica; así que, sin importar si es público o privado, busca acceder a alguno. No olvides que si trabajan de manera independiente, ya pueden afiliarse al IMSS con el programa piloto de personas trabajadoras independientes. ¡No hay pretextos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *