Tane ha pasado de generación en generación durante ocho décadas, para celebrarlo ha creado la colección Herencia. Es una antología con ocho reediciones de algunos de sus diseños clave. Se trata de ediciones limitadas de 80 piezas elaboradas en plata .925 y vermeil y ocho gargantillas en oro amarillo de 18 quilates. El espíritu vintage de este lanzamiento atestigua la atemporalidad de las creaciones TANE.

Este gran trabajo pudo ser realizado gracias a que en los archivos dentro de los talleres de  TANE se guardan los moldes originales de todas las piezas de su historia. Sin embargo, para que esta re-edición pudiera ser numerada, las piezas debían tener algo único, algo distintivo a las piezas originales, por lo que se tomó una de las técnicas más importantes de la casa: el vermeil (o baño de oro), para que en cada una de las 80 piezas que se creara, tuvieran un detalle único.

“Herencia es lo que perdura, lo intangible hecho tangible; es la magia de lo eterno, la fuerza de lo que no se extingue. Herencia es que las personas que no están, estén .Durante 80 años hemos imaginado, diseñado y creado lo eterno porque creemos en la belleza de las cosas y sabemos que los metales nobles no son solo eso, sino elementos capaces de conservar nuestros mejores recuerdos. HERENCIA es el homenaje a estos primeros 80 años, pensando en los siguientes ochenta, cien o más”, señala Rocío Bilbao, Directora de Marketing de TANE.

“HERENCIA es la colección que atesora nuestros sueños y líneas de diseño más preciadas. El paso del tiempo y, a la vez, la detención del mismo.Es apreciar una joya saber que viviremos grandes momentos con ella. Bienvenidos a HERENCIA, el homenaje al pasado, el presente y el futuro de TANE”.señala Rocio Bilbao.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *